Buscar este blog

miércoles, 14 de abril de 2021

Dos funciones

Como el cielo después de llover es una película de Mercedes Gaviria (2020, Colombia). Es sobre hacer cine con los más cercanos, los íntimos, la familia y con el material de otra película. Usa el material de archivo de grabaciones caseras, el detrás de cámaras de la película La mujer del animal y algunas imágenes del presente en Medellín (Colombia) y Buenos Aires (Argentina). También la directora usa su propia voz en off y hace una narración en forma de diario en algunos planos con fecha y hora. El sonido nos hace sentir esos momentos cotidianos de las llamadas, conversaciones familiares cotidianas, la lluvia en varias ocasiones, los sonidos de la calle, el ruido de la ciudad y del campo. El montaje combina imágenes del presente con las del pasado y rearma una nueva película que no solo es memoria sino que diáloga con la tradición del cine colombiano. Se pregunta por cómo hacer cine, cómo grabar escenas de violación sexual. La respuesta es su película. Es una película que interroga ¿qué es ser madre, padre, padre cineasta, poeta, hermano, hermana? Hay una preocupación por la violencia de género que sucede en la vida de maneras muy sutiles o que no la vemos porque están ensortijadas en tradiciones patriarcales. Esa preocupación también está en cómo se representa la violencia de género. Cuando digo violencia de género, me refiero a la violencia sexual, física, psicológica, económica, moral que sufren las mujeres. Mercedes Gaviria analiza que esta violencia sucede atada a otras violencias, opera de forma simultánea en la realidad, como una mujer privilegiada filma la vida de mujeres pobres violentadas. Por lo que escudriña estas relaciones de poder entre hombres y mujeres, entre mujeres adineradas y mujeres pobres. Recuerda los deseos de la madre en perspectiva de sus propios deseos como estudiar en Bogotá mientras estudia en Buenos Aires, como no amar a los hombres de forma desmedida, lo cual muestra a la directora marcada por una vida —desde antes de nacer— narrada en un diario y en grabaciones caseras por su madre y padre. Inquiere en la realidad fáctica mas que en lo divino, como: "¿gracias a Dios es cuándo?". También se pregunta por quién es ella, quiénes es su familia, qué es ser hija de un cineasta, qué es desbaratar algunas formas de hacer cine. Se pregunta por la vida como cuál es el efecto del clonazepam, qué es ser prostituta y actuarlo en una película. Escuchar la poesía y hacer poseía con esta película. Su abuela pensaba que la sensibilidad de Víctor se confundía con ser gay, pero, obviamente, eso no tiene nada que ver, como lo dijo Simone de Beauvoir, una persona amanerada no necesariamente es gay. Es un bellísimo documental porque muestra que la familia y el cine es un campo lleno de tensiones y creatividad. 


Revelaciones de Juan Soto (2020, Colombia). Presenta una historia sobre una conversación telefónica que revela cómo fue el nacimiento del director, la pérdida auditiva progresiva de la madre, la muerte de un familiar de 99 años, la situación de conflicto armado en Colombia en tanto las imágenes contrastan con la vida de Juan Soto en Cuba, Londres en distintas estaciones, su pareja en la ventana atándosela el pelo, y con la elaboración de un collage de una artista. Ese trabajo de montaje que parece disonante le da más fuerza a la voz en off. Sentí que la voz en off de la madre fue más poderosa que las imágenes. Esa narración me hizo sentir y ver en mi mente que la madre sale en su carro de la calle 134, coge la avenida Boyacá y se va para Giradot. Al final leen una parte del diario de la madre cuando era joven. Me encantó cómo narra ella que su hijo casi no nace y lo tuvieron que sacar con forces, asimismo lo paseaban las enfermeras como el niño más mono que hubiera nacido en ese hospital. Así como la reflexión de que hay un cineasta que no escucha y un cineasta que es ciego y eso no les ha impedido trabajar en el cine. Reflexión sobre la importancia de no haberle advertido a la madre que estaba siendo grabada, así como la madre le dice al hijo que lo tiene en altavoz en el carro pero solo ella lo escucha. Los dos revelan una conversación íntima y la hacen pública para que otros se apropien de esa historia maravillosa. 

jueves, 8 de abril de 2021

Las lindas

Es una película de género documental de Melisa Liebenthal (2016, Argentina). Versa sobre la construcción social del género femenino. Melisa con material de archivo como fotos y videos caseros se interroga desde su niñez: ¿por qué su cara no transmite una sonrisa?, ¿por qué el cabello largo es feminidad?, ¿por qué el cabello corto es masculinidad?, ¿qué es ser deseada por los hombres?, ¿por qué se tiene que quitar los bellos de las axilas, el pubis, las piernas, el bigote en la cara? La amistad entre las amigas atraviesa esta construcción social de la feminidad. Cada una vive a su manera la aceptación o validación de los otros de ser niña, adolescente y mujer. Unas normas sociales imponen que ser femenina es llevar el cuerpo depilado, el cabello largo, sonreír, ser fotogénica, tener la cintura delgada, el cabello rubio, no ser tan grande, estar maquillada de determinada manera, usar determinados aretes o bisutería, etc. Hay una construcción de la imagen femenina de sí misma que pelea con el deseo propio, lo que revela el cuerpo y el deseo social o lo que espera la sociedad del cuerpo de las mujeres para ser deseado por otros. Ser fea es no tener novio a los 17 años, están las chicas lindas con novio,  sonrientes y... ¿por qué llevar el cabello corto la haría ser deseada por las lesbianas en una fiesta?, ¿una mujer heterosexual no puede llevar el cabello corto? El cuerpo femenino en las distintas etapas de la vida es regulado por la sociedad. Lo importante son los cuestionamientos a esas normas sociales que naturalizamos, como ser mujer es este manual para llevar el cuerpo así. Cuestionarlo rompe o pone en tela de juicio la norma o los estereotipos de ser mujer, esa imagen que se espera en las fotos, en los videos o en la vida cotidiana. Por eso los miedos son ridículos o bobos porque revelan algún trauma infantil, dice Melisa. Ella incluso encuentra que la depilación femenina es el deseo de volver a la niñez, a no tener ningún vello que muestre el envejecimiento, las marcas del tiempo. No hay respuesta cuando no se encaja en la sociedad, así aspires a algo que no conseguirás.


miércoles, 10 de febrero de 2021

Vulvas

Cortometraje dirigido por Huaira Paloma Lizarralde, con diseño de sonoro de Daniela Alejandra Ortiz Cano, estrenado en 2020. Está restringida la visualización como contenido para adultos. Es una apuesta poética visual y sonora sobre la vulva. Representa en plano detalle, barridos de cámara hacia abajo y hacia arriba sobre el pubis, la vulva, con sus labios mayores y menores. El acercamiento de la cámara es tan cercano que le hace sentir al espectador que está tocando ese poro de la piel, viendo ese pequeño vello cortado, crespo y en diferentes direcciones. Es muy íntimo y fluido. La imagen se acompaña por el sonido que produce el agua cuando se está dentro de la piscina, una cascada, la lluvia, las olas del mar y con la respiración de alguien cuando duerme. Vulvas es un ser vivo y universal que se despliega, expande, encoge, sangra, eyacula, absorbe y expulsa fluidos. Es un ritual sobre la transformación de la visión y representación corporal de los genitales femeninos, como algo delicado y sagrado, sin pudor y con respeto.