Buscar este blog

viernes, 14 de julio de 2017

Dos amantes y un oso

Película dirigida por Kim Nguyen. Realizada en 2016. Los protagonistas son Roman y Lucy. Viven en el polo norte. El lugar es muy helado. Así que la historia atisba triste, aunque el paisaje es alucinante. A veces tenemos una comunicación especial con la naturaleza, los animales o los árboles. Estos jóvenes se amaban para enfrentar su miedos e ilusiones. La pareja rompe al principio porque Lucy decide estudiar y abandonar el lugar, mientras Roman decide quedarse porque ha huido de la ciudad. Al final de la película sabemos que Lucy sufre pesadillas porque fue violada por su padre, y el vive en su mente y no la deja en paz, así que escapa al lugar más lejano del planeta. Y Roman vive atormentado porque posiblemente mató a su padre para detener su maltrato. Dice que cuando se ha logrado cruzar bajo el río de miedo de cada uno o una, has dejado a tras esos tormentos internos. A veces la solución es la muerte. A veces no hay remedio. A veces no hay ayuda que valga. A veces estamos hundidos o hundidas. Suena muy judeocristiano por el tema del sufrimiento. Pero cuando se está rota o roto es necesario nacer de nuevo.

miércoles, 12 de julio de 2017

Francés

Estuve en Francés, desde mayo de 2017, y se terminó la clase ayer, 11 de julio de 2017. Fue chevere ir a clase aunque casi no aprendí mucho. No repasé nunca las lecciones. Pero logré entablar feeling con el profesor. Ayer una compañera me dijo, dile al profe que él a ti te estima. Fue muy bonito. Me felicitó varias veces para incentivar mi aprendizaje. Siempre creyó en mi, aunque yo no crea en mi. Dijo que tenemos una comunicación especial por nuestro corte de cabello. Le dije que era bonito y se puso rojo. Una vez me dijo que aunque no supiera francés con mi extraordinaria personalidad podía resolver cualquier situación comunicativa. Gracias profe. Eres excelente pedagogo. Le gusta decir paila o pez o expresiones idiomáticas colombianas.

















domingo, 9 de julio de 2017

Halago

El piropo o halago más lindo de mi vida me lo dijo una señora habitante de calle, mientras pasaba la cebra del semáforo de la estación de Transmilenio Calle 26 en Bogotá, pasadas las 5:30 p.m., el jueves 6 de julio de 2017.

¡Perra hijueputa! ¡Macho desconsolado!

No me ofendió para nada sino que me sentí halagada, volteé y con las manos le recibí sus palabras. ¡Gracias!

Hay un cuestionamiento al llevar el pelo corto, pero esto no te hace ni femenina ni masculina, considero yo. Dicen que estoy calva pero yo no me considero calva porque no me paso la cuchilla de afeitar sino que tengo 3 centímetros de pelo en la cabeza. El día de la marcha gay varias compañeras decían que una chica que tenía mi mismo corte de cabello era un chico transgénero pero ella no se consideraba con esta etiqueta sino lesbiana, era una mujer. Qué vaina con tanta categoría que ya no sabemos en que clasificación quedamos, si llevamos maquillaje, determinado corte de cabello, movimientos y posición corporal, ropas determinadas, etc. Ya no solo es una preferencia sexual, sino que hay un afán por leer la maricada en lo que sea.