Buscar este blog

sábado, 29 de agosto de 2015

Género

El 14 de agosto de 2015, fui a la Agencia Nacional de Empleo a acompañar a mi hermano para que consiga trabajo, de paso yo también me inscribí.

Cuando me toco el turno con la Orientadora, al enterarse que hice una maestría en estudios de género, me preguntó qué es el género. Le respondí que son los roles sociales de la feminidad y la masculinidad que adquirimos por el dato biológico que nos informa el médico cuando nacemos y la construcción social que hace de ello la sociedad y la cultura al etiquetar generalmente con ropa rosada a las niñas y de azul a los niños, por colocar un ejemplo. También le dije que hay distintas formas de ser mujer y hombre o de transitar en el género, y tiene que ver con la identidad de género.

Luego me contó que su hijo de 14 años le dijo a ella y a su esposo que le gustan los niños, el hijo lloró, y tiene miedo de contarle a su hermano que le atraen los niños porque él está en el ejército y no comulga con este tipo de ideas de la homosexualidad.

La mamá me reveló que tiene la esperanza de que a su hijo le gusten las niñas, es decir que sea heterosexual, y para esto le recomendaron un psicólogo. Le dije que se olvidara de su esperanza, que de pronto su hijo podría descubrir que es bisexual u homosexual; además que el psicólogo es para los padres para que sepan acompañar y respetar a su hijo en estos momentos en los que esta descubriendo la sexualidad. También resalté que su hijo es muy valiente porque le contó a los padres, tuvo confianza en ellos y espera su respaldo y respeto.
No pensé que al ir acompañar a mi hermano a buscar trabajo, terminará buscando para mi y de paso diera una orientación sobre la orientación sexual a la Orientadora de la Agencia Nacional de Empleo.

2 comentarios:

  1. Ana Margarita. Gracias por escribirme y alentarme en esta distracción.

    ResponderEliminar