Buscar este blog

miércoles, 20 de abril de 2016

Trabajo

Vuelvo a trabajar. Vuelvo a donde renuncié. Espero poder enfrentar este trabajo de la mejor manera y aprender a ser mejor persona. Realmente no hubiera querido volver allí. Pero me obligan las circunstancias económicas. Todo pasó muy rápido. Me volvieron a llamar, creo yo, por la confianza que tienen en mi compromiso y responsabilidad en las entregas de productos, y porque soy una persona que se deja llamar la atención cuando yerro.

Así que invoco a las diosas del inframundo, del más allá y del más acá, para que me regalen una estela de protección, me bendigan de buena energía, siempre pensando en disfrutar la vida, en que sea un trabajo que me goce y aprenda. Se pondrá a prueba poner límites al abuso de autoridad, de recarga de trabajo, etc, y todas las estrategias que he aprendido en psicoterapia para vivir feliz y alejada de ansiedad y la depresión. Diosas ayúdenme con fuerza y valentía por dos meses. Mi objetivo será el inglés. Y las palabras que usé en la despedida a mis compañeros y compañeras en esa empresa, hoy siguen vigentes: "Retroceder nunca, rendirse jamás".

2 comentarios:

  1. Albita, me gusta mucho leer tu blog. Me gustan tus frases cortas y tus reflexiones sencillas y profundas, me gusta también que escribes de muchas formas: relatas la cotidianidad, reseñas películas y noticias. Hoy me acordé de ti porque, por lo general, nos veíamos los domingos que visitabas a Mae y nos contabas tus historias. Sigue estudiando inglés. Te mando muchos abrazos y buena energía para disfrutar la vida :)

    ResponderEliminar
  2. Hola Ana Margarita. Fue emocionante saber que me lees. Espero que ya estés en verano. Gracias por contestar a esta voz interior. Generalmente hablo para mi, pero es muy bonito y grato saber que alguien me escucha. Abrazos.

    ResponderEliminar