Buscar este blog

martes, 16 de septiembre de 2014

ay!

El dolor a veces paraliza todo. No hay nombre. Solo desespero. Deseo que mis familiares y yo nos aliviemos corporal y emocionalmente.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario